CIENTO80

Lo consideramos el retiro espiritual del Centro, un fin de semana impresionante donde a través de conferencias, ministraciones y herramientas multimediales Dios nos sorprende y nos potencia para seguir trabajando en el servicio a Dios al mismo tiempo que los niños tienen su campamento, lleno de actividades para que aprendan y se diviertan jugando.